fbpx Heterocromía: ¿Puede ser señal de glaucoma? | Oftalmoplus

Heterocromía: ¿Puede ser señal de glaucoma?

Categoria: 

Algunas personas presentan diverso color en cada uno de los iris de sus ojos, o distintas partes del iris de color diferente, esta condición se conoce como heterocromía, del prefijo griego hetero (otro, distinto) y chróma (color).

Desde Oftalmoplus, expertos en cirugía refractiva en Barcelona, os explicamos qué es la heterocromía, sus causas, y si esta puede ser señal de algún problema ocular como el glaucoma.

¿Qué es la heterocromía y qué tipos de heterocromía existen?

Tal y como hemos comentado anteriormente, la heterocromía es una anomalía que consiste en que quien la padece presenta los ojos de color diferente entre ellos.

Dependiendo de la manera en que se muestra esta diferencia de color podemos hablar de heterocromía completa, parcial o central.

La heterocromía completa o heterocromía iridium se distingue porque cada ojo es completamente de otro color (la combinación más frecuente es un ojo marrón y el otro azul).

En la parcial o iridis, un ojo presenta una parte del iris de otro color.

En la heterocromía central  los ojos presentan dos colores a la vez, siendo distintas  la parte media y la periférica.

Si tenemos en cuenta el origen de la heterocromía, podemos distinguir entre heterocromía congénita (desde el nacimiento) y adquirida.

¿Cuáles son las causas de la heterocromía?

Aunque el síntoma principal y único de la heterocromía es el distinto color en los ojos, podemos observar otros síntomas asociados según la causa que la provoque. Las causas de la heterocromía pueden ser muy variadas, entre las cuales encontramos las siguientes:

  • Melanomas.
  • Albinismo.
  • Siderosis.
  • Síndrome de Waardenburg.
  • Neurofibromatosis.
  • Iridociclitis heterocrómica de Fuchs.
  • Glaucoma o medicamentos para tratarlo.

La Iridociclitis heterocrómica de Fuchs es un tipo de uveítis (inflamación de la capa media del ojo) que afecta al iris, la membrana circular y coloreada del ojo cuya función es controlar la luz que penetra en el ojo. Su origen puede ser idiopático, autoinmune, infeccioso, cancerígenos o reumático.

Entre sus síntomas se encuentra la heterocromía del iris debida a la atrofia del estroma del iris, aumento de la presión intraocular (glaucoma) y en estados de complicación, cataratas (una opacidad del cristalino del ojo).

¿Cómo tratar el glaucoma y las cataratas?

El glaucoma puede ser tanto una causa, como un efecto de la heterocromía (en el caso de la uveítis heterocrómica de Fuchs), así como las cataratas.

El glaucoma es una enfermedad que daña las fibras del nervio óptico debido a un aumento de la presión en el interior del ojo, causado por un deficiente drenaje del humor acuoso cuya función es nutrir el globo ocular.

Por su parte, las cataratas, una opacidad del cristalino, se relacionan con la edad y su desarrollo es lento y progresivo.

Ambas patologías tienen su solución únicamente en la cirugía. En el caso del glaucoma,  esta consistirá en el tratamiento mediante láser de Femtosegundo. Por su parte, la cirugía de cataratas consistirá en la sustitución del cristalino por una lente intraocular mediante la facoemulsificación, la aplicación de ultrasonidos que pulverizan la catarata.

Este problema ocular también puede tratarse mediante el láser de Femtosegundo.

 

Si precisas más información sobre estos u otros de nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.