fbpx Glaucoma: consejos para detectarlo a tiempo | Oftalmoplus

Glaucoma: consejos para detectarlo a tiempo

Categoria: 

En sus inicios, el glaucoma no produce síntomas, algo que lo convierte en una enfermedad difícil de detectar por parte de la persona afectada. Sin embargo, se trata de una condición grave que afecta hasta a un 14% de las personas mayores de 60 años y que puede desembocar en consecuencias tan poco deseables como la ceguera. Te damos las claves para detectar a tiempo un glaucoma en este post.

¿Qué es el glaucoma?

 El glaucoma es una enfermedad que afecta a las fibras del nervio óptico y que tiene su origen en un aumento de la presión intraocular. Este incremento de presión, a su vez, es causado por una falta de drenaje del humor acuoso que se encuentra en la cámara anterior del ojo y que tiene la función de nutrir y oxigenar las estructuras del globo ocular.

La hipertensión ocular afecta de manera progresiva a las fibras del nervio óptico produciendo una lesión irreversible que conlleva una pérdida de visión.

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?

 Como avanzábamos al comienzo del artículo, el glaucoma es una enfermedad que no produce síntomas, por lo que acostumbra a pasar desapercibida hasta que la pérdida de visión es considerable. Únicamente el glaucoma de ángulo cerrado puede provocar cambios repentinos en la visión, haciendo que la persona afectada vea borroso o perciba halos al mirar fijamente a alguna luz. Además, en algunos casos el glaucoma puede provocar dolor intenso en el ojo, náuseas y vómitos.

¿Cómo detectar el glaucoma?

 Por otra parte, el glaucoma es más frecuente en personas mayores de 60 años y con antecedentes de la enfermedad en la familia. De la misma forma, las personas con ciertas patologías oculares (trauma ocular, córnea delgada, desprendimiento de retina) y enfermedades como la diabetes tienen más riesgo de desarrollar glaucoma. Por este motivo, es esencial que las personas con factores de riesgo se sometan a exámenes regulares de la vista. En estas revisiones, el oftalmólogo acostumbrará a realizar tres exámenes:

  1. Tonometría para medir la presión ocular.

  2. Oftalmoscopía para observar la apariencia del nervio óptico.

  3. Prueba del campo visual para detectar el desarrollo de puntos ciegos anormales. 

¿Cómo se trata el glaucoma?

 Dependiendo de la gravedad del glaucoma, este puede ser tratado con medicación, láser o cirugía. Por lo general, para su control inicial, el oftalmólogo suele prescribir unas gotas para conseguir reducir la presión intraocular (PIO).  Cuando las gotas no logran disminuir la presión ocular al nivel deseado, se recurre a medicamentos orales, generalmente a un inhibidor de la anhidrasa carbónica.

En casos más graves, el oftalmólogo puede optar por practicar un tratamiento con láser o intervenir quirúrgicamente para mejorar el drenaje de líquido dentro del ojo y, como consecuencia, disminuir la presión intraocular.

En cualquiera de los casos, tras el inicio del tratamiento, será necesario acudir al médico de forma periódica para llevar un seguimiento y control de la enfermedad.

Consejos para prevenir el glaucoma

 Para controlar la presión intraocular y reducir el riesgo de sufrir glaucoma, además de acudir de forma periódica al oftalmólogo, se recomienda seguir una serie de consejos:

  • Practica ejercicio de forma regular. La actividad física, practicada de forma segura, puede ayudar a reducir la presión ocular en el caso del glaucoma de ángulo abierto.
  • Bebe agua con frecuencia. Pero hazlo, eso sí, durante todo el transcurso del día y no solo en un corto periodo de tiempo.
  • Sigue una alimentación saludable. Esto, como puedes imaginar, es esencial para mantenerte sano y evitar cualquier tipo de complicación, también con tu vista.

 

Si estás experimentando algún síntoma ocular que te preocupa, en Oftalmoplus contamos con el equipo de profesionales más cualificado para ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y te explicaremos qué podemos hacer por ti.