fbpx Estrabismo: ¿Qué es y cómo podemos corregirlo? | Oftalmoplus

Estrabismo: ¿Qué es y cómo podemos corregirlo?

Categoria: 

Uno de los problemas oculares más frecuentes además de la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo, es el estrabismo. Desde Oftalmoplus, expertos en cirugía refractiva, os explicamos qué es el estrabismo, cuál es su causas y cuáles son sus síntomas principales y cómo podemos corregirlo.

¿Qué es el estrabismo y qué tipos existen?

Se denomina “estrabismo” a la incapacidad de uno o ambos ojos para mantener la alineación correcta y funcionar de forma conjunta. 

Esta condición puede ser constante o intermitente y unilateral o alternante, pudiéndose dar solo en un ojo o en ambos.

Según la amplitud del ángulo que se desvía podemos hablar de estrabismo de ángulo grande y estrabismo de ángulo pequeño.

¿Qué síntomas presenta el estrabismo?

La señal más clara del estrabismo es la desviación del ojo o de los ojos. Mientras uno mira a un punto concreto, el otro se desvía hacia dentro (esotropía, ojos cruzados o bizcos), hacia afuera (exotropía), hacia arriba (hipertropía) o hacia abajo (hipotropía).

Para evitar la visión doble producida por el estrabismo, el cerebro ignora la información recibida por el ojo desalineado y provoca lo que conocemos como “ojo vago”. Esto se produce sobretodo en casos de estrabismo de ángulo grande, que no presentan síntomas, puesto que el cerebro no hace ningún esfuerzo por intentar redirigir la mirada. 

Por otra parte, los casos de estrabismo de ángulo pequeño producen síntomas apreciables tales como dolores de cabeza, fatiga ocular, incomodidad al leer, visión temblorosa o inestable. Este tipo de estrabismo es siempre constante y unilateral. 

De manera general, además, las personas que padecen estrabismo pueden ver su autoestima mermada.

¿Cuáles son las causas del estrabismo?

Los ojos cuentan con seis músculos externos o extraoculares que se encargan de controlar el movimiento ocular y la posición del globo.

Para que la visión binocular sea normal, la posición del globo ocular, el funcionamiento de estos músculos y el control neurológico deben estar alineados y correctamente coordinados.

El estrabismo aparece cuando existen problemas neurológicos o en la anatomía de la zona que interfieren en el control y actuación de estos músculos. Estos problemas pueden producirse en los propios músculos, en los nervios periféricos o incluso en los centros de visión del cerebro.

Este tipo de estrabismo podría tener una importante base genética, ampliándose las posibilidades de padecerlo si los padres han padecido de estrabismo.

Otra posible causa del estrabismo es la esotropía acomodativa, la cual se produce cuando una persona, en edades tempranas, padece de hipermetropía y para compensar esta sin corrección, realiza un esfuerzo excesivo para enfocar. 

¿Cómo podemos corregir el estrabismo?

En casos como el anteriormente mencionado, una esotropía acomodativa descubierta en una edad temprana, este estrabismo se puede corregir con gafas o lentes de contacto, sin embargo, en la mayoría de los casos, la única solución eficaz para su tratamiento es la cirugía, siendo la cirugía refractiva LASIK una gran opción.

Aunque el éxito de la operación depende de factores como la magnitud de la desviación y al duración del problema, este tipo de tratamiento cuenta con un gran porcentaje de casos de éxito.

Cabe destacar la importancia de un rápido diagnóstico y tratamiento, puesto a que cuánto antes se actúe mejor se podrá recuperar la agudeza visual.

 

Si padeces o crees padecer estrabismo o precisas mayor información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.